jueves, 24 de abril de 2008

(2) BRIGHT EYES "Cassadaga" [2007]

La banda de Conor Oberst se supera en esta entrega de trece canciones donde el grupo mantiene su estilo folk-rock y, además, reinventa su influencia dylaniana. Si bien, su anterior álbum I´m wide awake, It´s morning era un disco digno, pero que sin embargo daba una sensación general de languidez, en éste el grupo gana desde un punto de vista instrumental y melódico, aparte de sus textos cuidados y extensos.
En él hallamos grandes canciones como la jovial “Four winds”-fenomenal el constante violín-, la diferente en estilo (new músic) pero sugestiva por su influjo coral arábigo “Coat check dream song” y “If the brakeman turns my way” en la que el autor bebe de la fuente de Dylan.
Por otra parte hay que destacar el sensacional arreglo de “Middleman”, y el gran colofón armonioso de “Soul singer in a session band”.
El resto se compone de temas gratos de escuchar. Tal vez el disco se beneficiaría si se hubiera prescindido de algunos minutos o de alguna pieza como la tediosa “Lime tree”, no obstante, Cassadaga, es un disco aceptable, trabajado y más maduro que su predecesor.
Valoración: 2,14

miércoles, 16 de abril de 2008

(3) Black Sabbath "Black Sabbath" [1970]

Carta de presentación de uno de los grupos innovadores del hard-rock y posterior heavy metal. Su influencia derivada del blues eléctrico y el rock mezclada con su atmósfera oscura y tenebrosa -solo hay que mirar la portada- le dieron una profundidad sonora que, junto a la voz sombría de Ozzy Osbourne y a los magníficos riffs de Tony Iommi, devino en un sello inconfundible de la banda en sus primeros discos. Además de la fuente de inspiración que ha significado, para muchos grupos posteriores, su estética y diseño mefistofélico
La canción homónima que abre el disco resulta estremecedora: la tormenta y campanas fúnebres, la instrumentación y la voz siniestra de Ozzy le dan una cariz teatral y tétrico no exento de calidad. Acto seguido, la armónica bluesera del cantante da paso a “The Wizzard” y a la contundencia de la guitarra de Iommi con el contraste de batería y bajo donde el grupo demuestra toda su vivacidad
Entre las más aclamadas de la historia del grupo encontramos “N.Y.B” (abreviatura de Nativity in black ) en la que Geezer Butler hace una gran introducción con el bajo. “Behind the wall of sleep”, contiene unos de los mejores solos del disco y “Sleepping village” comienza despacio para pasar al jugueteo de Iommi con el instrumento.
Por último dos covers: uno de Crows llamado “Evil woman” que no pasa de discreto y, hay que destacar, sobretodo el otro de The Aynsley Dunbar Retaliation llamado “The Warning” que es una magistral revisitación ensanchada mediante una guitarra de aire zeppeliana y con una sensacional base rítmica.
“Wicked World” originalmente no formaba parte del disco pero fue introducida en posteriores ediciones. La canción es un compendio de las influencias que ha tenido la banda y es la que cierra un trabajo que destaca, más que por la calidad, por su fundamental aportación a la configuración y cimentación del heavy metal.
Valoración: 2,63

martes, 15 de abril de 2008

(4) THE DOORS "L.A. Woman" [1971]

El último trabajo de los cuatro miembros del grupo fue totalmente sorprendente, sobrio y portentoso. Jim Morrison, inmerso en el alcohol y las drogas, con veinte kilos de más, demuestra la versatilidad de su voz que gana en profundidad respecto a los otros trabajos. Nos encontramos ante el disco más “bluesero” de la banda.
Repleto de grandísimas canciones, contiene algunas que son auténticas obras maestras:“Car his by my window” es un excelente blues clásico en el que Morrison, al final de la canción y con gran maestría, imita a la perfección el sonido de una guitarra.
“Crawling king snake” es un cover de John Lee Hooker en el que la guitarra solista de Robby Krieger nos transporta a los raíces del blues de Chicago. “Lover her madly” de aire poppy, comercial -de hecho se editó como single- fue compuesta por Krieger con notable calidad y supuso un éxito de ventas.
Siguiendo por el disco podemos escuchar el rock de “The Changeling”, el potente blues-rock de “Been down sonido long” en el que destaca la voz cavernosa del cantante, la estimable melodía “Hyacinth house” donde el teclista Ray Manzarek toca con el órgano un pasaje de la “Polonesa Heroica” de Chopin.
Después nos adentramos en dos canciones experimentales como la épica psicodelia de “L´America”, que apareció en la banda sonora de “Zabriskie point” de Michelangelo Antonioni, y la rabiosa instrumentación de “The Wasp (Radio texas & The big beat)” con recitación incluida del cantante.
Y finalizando el repaso, las dos canciones más conocidas como “L.A. Woman” que es un bello homenaje a la ciudad de Los Ángeles y “Riders on the storm”que fue concebida, en un principio como tema instrumental, sin embargo Morrison le introdujo la letra en el último momento. Esta canción es un formidable desenfreno capitaneado por Ray Manzareck al teclado y una de las canciones de la banda por antonomasia.
Jim Morrison murió tres meses después de la grabación del disco en Paris. L.A. Woman significó un brillante epílogo por parte de uno de los grupos más importantes de la historia del rock.
He aquí una versión en directo de "Crawling king snake":

(3) Pink Floyd "More" [1969]

More, es la banda sonora realizada por Pink Floyd para el film homónimo de Barbet Schroeder quien, después, regresaría a reunirlos para trabajar con La Vallée. Prueba de la admiración que tributaba el director a la banda es esta frase suya: "Existe en la música de Pink floyd una calidad espacial que me seduce".
Este tercer disco de su discografía -cuando Syd Barret ya se había encerrado en su “cápsula lunar”- fue un éxito formidable. Aunque en realidad era fruto de un encargo, la historia del fim –un joven alemán que hace un viaje, primero a Paris y después a la isla de Ibiza a la búsqueda de él mismo, y lo que realmente encuentra será la mezcla letal del mundo de los estupefacientes y la heroína junto a un amor imposible- cautivó el cuarteto.
La escenificación y la trama implicaban a una gran oportunidad para poder musicar unas imágenes que resultaban impactantes. More supone la primera unión audiovisual entre música rock y cine moderno. En ella encontramos todos los ingredientes floydianos de la primera época (donde estaba muy presente aún la influencia de Syd Barret): la quietud de Cirros Minor -con un genial órgano de Rick Wright que recuerda al “Celestiales Voices” de A Saurcerful of Secrets-, "Crying song", "Green is the colour", la magistral melancolía de "Cymbaline", el rock potente de "The nile song" -con una extraordinaria voz desgarrada de David Gilmour- y de "Ibiza bar", el surrealismo de "Up the khyber" -con un excelente conjugación de piano y órgano de aire lisérgico-, "Main theme" -que describe musicalmente, al inicio de la película, el estimulante y alucinógeno viaje que se le avecina al protagonista-, y la inquietante psicodelia de "Quicksilver".
Finalmente el trabajo contiene incursiones en el blues “More blues” e, incluso, en el flamenco "A spanish piece" donde David Gilmour pone en practica los trucos de mierda -como él decia- para poder salir airoso en ese estilo de música tan complicado.
Valoració: 3,19

SIWEL Edifici Octubre.- (Concierto). València.

Dentro del ciclo de música pop que ofrece el Centro de Cultura Contemporánea Octubre: 4x4 (cuatro cantautores valencianos, cuatro lenguas diferentes), se han programado los conciertos de Néstor Mir (en francés), Manolo Tarancón (en castellano), Paz Alabajo (en catalán) y Siwel (en inglés).
El turno de Siwel fue el 14 de Febrero quien, acompañado solamente de su guitarra acústica y ante una sala llena (el aforo era de ochenta personas), hizo un repaso a sus tres trabajos editados. El cantante se centró más en los dos últimos discos Unforgettable momentos of forgettable times y A healthy shift.
El concierto, eminentemente acústico, de hecho se presentó sin su banda habitual, comenzó con el último single, la excelente “Debris” y continuó con diferentes canciones de su apreciable repertorio.
También el autor hizo patente su influencia anglosajona beat-pop con dos covers de los Beatles estupendamente interpretados: "I´ve just seen a face" y "Blackbird", el rock-folk y el country alternativo -con una versión de Ryan Adams- “Dicen que de vez en cuando hay que tocar una canción buena para despertar a la audiencia”, comentó el cantante ejercitando, al mismo tiempo, su humor y su modestia.
En una hora de recital, Siwel, de una manera sencilla, hizo gozar al público empleando su calidad vocal y instrumental. Será cuestión de seguir sus próximas actuaciones.

lunes, 14 de abril de 2008

(3) TEMPORADA 92-93 [2006]

¿Qué es más importante: La amistad -esa relación de confianza y afecto desinteresado-, el sentimiento por unos colores o una cifra económica que, teóricamente, nos haría una vida más fácil? ¿Qué pasa si todo eso se mezcla y en unos minutos debemos decidir qué hacer?... ¿Dejamos de lado toda una relación afectuosa y de hermandad? ¿Y por lo que se refiere al “sentir” los colores de un equipo de fútbol? ¿Es trascendental todo eso?
Alejandro Marzoa nos muestra como afloran todos estos deseos, temores e inseguridades. El resultado es un relato original que estudia la relación humana: el materialismo en contraposición con el idealismo.
También nos ofrece de una manera abierta nuestra fragilidad, la vulnerabilidad inherente al ser humano que, de vez en cuando, hace tambalear sentimientos forjados a lo largo de casi toda una existencia.
La pasión por el fútbol está presente en este corto que fue premiado en muchos festivales y que cuenta con la colaboración de Paco Gonzalez y Pepe Domingo Castaño de la Ser, quienes de manera desinteresada, pusieron sus voces a la ficticia retransmisión (en realidad este partido no existió, el Celta quedó onceavo en la liga).
Son diez minutos trepidantes y la interpretación de Carlos Blanco y Miguel de Llira es sensacional. Al final al sonido de Lori Meyers, uno de los pasatiempos más placenteros que, para mí, existen: una “pachanga” al fútbol con los compañeros.
Aquí os dejo el cortometraje. Os recomiendo vivamente que le deis un vistazo, no tiene desperdicio.

TEMPORADA 92-93
. 2006. Esp. Color.
Dirección: Alejandro Marzoa
Intérpretes: Carlos Blanco, Miguel de Lira, Imma Ochoa, Marisa Duaso, Roger Villano, Eduard Cazorla, Paz Cabeza, Joan Gonzalez, Gerard Torrente, Alex Bahía
Guión: Alejandro Marzoa, Miguel Angel Blanca
Fotografía: Victor Rius
Música: “Dilema” de Lori Meyers (del disco Hostal Pimodan)


Temporada 92-93

domingo, 13 de abril de 2008

(3) THE ROLLING STONES "It´s only Rock´n´Roll" [1974]

Fantástico trabajo de los Stones con un buen puñado de extraordinarias canciones. Este disco supondría el último del genial Mick Taylor quien se quejaba de la falta de reconocimiento. El guitarrista no se sentía valorado, a pesar de la influencia aportada al grupo con su manera de tocar (en la actualidad, desgraciadamente, interviene en el último disco de estudio del grupo de pseudorock Pereza). Ron Wood, proveniente de los Faces, fue quien le reemplazó.
En cierta medida, era un disco difícil. La prueba es que provenía del insuperable Sticky Fingers y del menor Goat´s head soup. Por lo tanto, su público no sabía con qué se iba a topar: era muy complicado igualar los trabajos de sus inicios y se temía un resbalón. Sin embargo, las ideas plasmadas en las canciones funcionaron y superaron el test con nota.
La obra contiene toda la fuerza stoniana con títulos como el conocido single “It´s only Rock´n Roll (but I like it)” , “If you can´t rock me”, la versión de los Temptations “Ain´t to proud to beg”, junto a la estupenda “Dance little sister”.
El grupo desde siempre, incluso ahora, han sido unos expertos compositores de baladas y lo demuestran en “Till the next goodbye”, en el maravilloso soul “ If you really want to be my friend”, y sobre todo, en la maestría que manifiestan con “Time waits for no one”, una melodía que comienza con una simulación de un tic-tac de reloj y que continúa con una guitarra que absorbe el estilo del mejor Santana (recuerda bastante “Can´t you hear me knocking” de Sticky Fingers)
La última canción, “Fingerprint file” es el punto negro del disco que contrasta demasiado con el espíritu rock-soul del resto de temas. Se trata de una pieza funk que, de alguna manera, daba entender la búsqueda de nuevos sonidos del grupo.
Valoració: 3,43

sábado, 12 de abril de 2008

(2) JOSH ROUSE "Country Mouse, City House" [2007]

Después del estimable “Subtitulo”, Josh Rouse nos ofrece un auténtico ejercicio de relajación. Aferrándose a la esencia de un pop-folk resplandeciente con pellizcos soul, el cantante norteamericano (Nebraska) afincado en Altea, nos transporta al sabor lejano country-rock de los años 60-70.
La voz cálida que imprime a su música, su sorprendente clasicismo, la sencillez -que no cae en la sensiblería ni en el empalago- de toda la obra, incluso en el reducido número de temas (siempre he preferido una buena selección antes que rellenar los discos con temas insípidos) dan como a resultado unas canciones que desprenden una especie de “melancolía optimista”. Así pues, tenemos piezas tan agradables como “Sweetie”, “Italian dry Ice”, “Hollywood bass player”, “Domesticated lover”- con un excelente dueto con su pareja Paz Suay- y la magnífica “God, please let me go back”: un placer escuchar el contraste entre la guitarra melódica y la serenidad de la voz. Sin embargo, la última parte del disco resulta algo más floja.
“Me gustaban aquellos tiempos en los que había cantautores que tocaban de una forma natural, nada que ver con el look o la mercadotecnia” decía el cantante en una afirmación totalmente clarificadora.
El autor acostumbra a hacer un disco por año. Esperamos que el próximo siga con la misma línea.

Valoració: 2,14

miércoles, 9 de abril de 2008

(3) LO QUE PIENSAN LAS MUJERES [1941]

That uncertain feeling” es una estimable comedia con una narración impecable. Está basada en una obra cómica de enredo escrita por Victorien Sardou y Emile de Najac llamada “Divorçons” (“Divorciémonos”). Su director -Ernst Lubitsch- hizo una primera adaptación en el año 1925 (Kiss me again) para el cine mudo.
Ha sido considerada por buena parte de la crítica como una película menor, afirmación discutible pero también comprensible por la cantidad de grandes obras de su realizador. El film, rodado en interiores, continúa totalmente vigente en la actualidad y contiene un gran elenco de situaciones divertidas. La historia, que analiza las costumbres sociales, pone en duda las conductas rutinarias inherentes a la convivencia cotidiana de los matrimonios acomodados. Por otra parte, resalta la atracción por la novedad y la originalidad -la relación con el pianista Alexander Sebastian- .
Aquí se comercializó con frases como “La astucia de un marido que conquista a su mujer”, y en la lamentable: “El capricho de una mujer, a punto de causar su propia infelicidad” que denota la inyección de paternalismo insuflada a la sociedad emergente.
Hay que destacar la magnífica actuación del triángulo amoroso: Melvyn Douglas -de marido poco atento y prestigioso hombre de negocios-, Merle Oberon -de mujer insatisfecha por la monótona vida marital- y Burguess Meredith (el entrenador de Rocky III) -de músico independiente, irónico y extravagante- y sobre todo, el característico “toque Lubitsch” (Keeks!)

LO QUE PIENSAN LAS MUJERES (That uncertain feeling) 1941. USA. B/N
Dirección: Ernst Lubitsch
Intérpretes: Merle Oberon, Melvyn Douglas, Burguess Meredith, Alan Mowbray, Olive Blakeney, Harry Davenport, Sig Rumann, Eve Arden, Richard Carle, Mary Currier, Jean Fenwick, Rolfe Sedán
Argumento: La comedia teatral Divorçons, de Victorien Sardou y Emile de Najac
Guión: Walter Reisch y Donald Ogden Stewart
Fotografía: George Barnes
Música: Werner R. Heymann

sábado, 5 de abril de 2008

(2) SPOON "GA GA GA GA GA" [2007]

Spoon es una banda d´Austin (Tejas), formada por Britt Daniel (voz y guitarra), Eric Harvey (teclados, percusión, guitarra y voces), Rob Pope (bajo) y Jim Eno (batería). Ga Ga Ga Ga Ga -título que hace referencia al movimiento dadaísta- supone el sexto disco de estudio del grupo. El álbum contiene algunas canciones apreciables: la potente ”Don´t make me a target”, el pop-soul “You got Yr. Cherry boombs”, "Rhthm and soul" -con un soberbio ritmo de bajo- la balada “Black life me” y sobre todo, la interesante sección de vientos con sabor new wave de “The underdog”. Sin embargo, por otra parte, naufragan con “The ghost of you lingers“, pieza ejecutada con un sonido de piano con stacatto: intento fallido de dar a la canción una atmósfera de tensión, y “Eddie´s ragga“ con unos aires jamaicanos muy poco logrados. El resto de canciones no pasan de discretas, cosa que en conjunto hace que el álbum sea -aunque con algunas lagunas- digno de escuchar.
Valoración: 1,83



BIENVENIDOS

Estreno blog con la intención de dar a conocer mis opiniones sobre música (especialmente rock y sus derivados) y cine. ¡Espero compartir con vosotros diversidad de reflexiones!